Ejercicio en casa es una pagina dedicada y preocupada por la salud fisica

Vida Sana

Cómo el yoga puede ayudar a fortalecer su sistema inmunológico: Blog de Ejercicio en Casa

Un depósito de 5000 años de conocimientos y habilidades indias, el yoga es más que los ejercicios de girar, girar, estirar y respirar. Es un modo de vida. Este antiguo arte que fortalece el cuerpo y relaja la mente también puede ser la mejor manera de deshacerse de las dolencias y enfermedades rutinarias.

En cualquier momento del día o del año, nuestros cuerpos son vulnerables a las infecciones de una multitud de virus y bacterias. Son los que provocan secreción nasal, tos ferina, infecciones estomacales y casos graves de gripe. La higiene adecuada y los hábitos alimenticios saludables pueden ayudar hasta cierto punto, pero el yoga realmente puede ayudar al cuerpo a combatir las infecciones y fortalecer el sistema inmunológico en general. Te contamos por qué:

Ayuda a reducir los niveles de estrés de forma natural

Una persona que está bajo estrés tiene más probabilidades de contraer un resfriado o fiebre cuando los virus invaden el conducto nasal. El estrés también parece agravar o aumentar el riesgo de enfermedades como depresión, problemas gastrointestinales, enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad, enfermedad de Alzheimer y asma. El yoga ayuda a calmar la hormona del estrés y calma el sistema nervioso, que está vinculado al sistema inmunológico.

Mantenga el sistema respiratorio en el buen camino

Los resfriados e infecciones similares son causados ​​por bacterias que afectan el sistema respiratorio superior. Si el sistema inmunológico no es lo suficientemente fuerte para descomponerse, las bacterias pueden penetrar los pulmones y provocar bronquitis o neumonía. El yoga es una de las principales herramientas para mantener la salud de nuestro sistema respiratorio. Realice regularmente ejercicios de respiración y asanas que acondicionan las vías respiratorias y aumentan la eficiencia de los pulmones.

Asegura el funcionamiento óptimo de todos los órganos

El trabajo de escritorio y un estilo de vida sedentario hacen que nuestros órganos no tengan suficiente flujo sanguíneo, lo que provoca bloqueos y acumulación de toxinas. Con el tiempo, esto puede provocar inflamación en el sistema corporal. Realizado de forma regular, el yoga estimula el sistema linfático para eliminar las toxinas del cuerpo. Las diversas asanas aseguran que los diversos órganos y glándulas reciban sangre fresca y sean masajeados y estimulados suavemente. El aumento del suministro de sangre oxigenada a los órganos asegura su funcionamiento óptimo.

Mantenga sus músculos y articulaciones en buen estado de funcionamiento.

Independientemente de su edad, el dolor articular y muscular no parece distinguirse en estos días. La estructura ósea débil, la falta de ejercicio y la falta de nutrientes esenciales en la dieta pueden agravar la situación. El yoga puede ayudar a lubricar las articulaciones con líquido sinovial y estabilizar los músculos para ejercicios de fortalecimiento, ayudando a eliminar el dolor.

¿Está interesado en estimular su sistema inmunológico mediante la práctica de yoga? ¡Haga clic aquí para descargar la aplicación y unirse a nuestras sesiones en vivo GRATUITAS!

Prueba estas posturas de yoga para estimular tu sistema inmunológico, nervioso, digestivo, circulatorio y endocrino y fortalecer su funcionamiento:

Dhanurasana

Esta asana se llama por la forma que toma el cuerpo cuando haces esta pose: la de un arco.

  • Acuéstese boca abajo con los pies separados a la altura de las caderas y los brazos a los lados.
  • Doble las rodillas, ponga las manos detrás de la espalda y sostenga los tobillos.
  • Inspire, levante el pecho del suelo y tire de las piernas hacia arriba y hacia atrás.
  • Mire al frente, con una sonrisa en su rostro y mantenga estable la pose.
  • El cuerpo debe estar curvado y tenso como un arco. Respire profundamente mientras se relaja y preste atención a su respiración. Inclínese hacia su comodidad.
  • Después de 20 segundos, exhale y lleve suavemente las piernas y el pecho al suelo. Suelta los tobillos y relájate.

Balasana

Balasana

Esta pose de descanso, también conocida como la postura del niño, se puede secuenciar entre las poses más desafiantes.

  • Siéntese sobre sus talones, con las rodillas juntas o separadas.
  • Lentamente, exhale e inclínese hacia adelante calentando su frente para tocar el piso.
  • Mantenga los brazos a lo largo de la parte superior del cuerpo, con las palmas hacia arriba.
  • O bien, lleve los brazos hacia el frente de la alfombra, con las palmas hacia la alfombra.
  • Presione suavemente su pecho sobre sus muslos o entre sus muslos si sus pies están separados.
  • Mantenga durante 45 segundos a 1 minuto.
  • Mientras inhala, tire del ombligo hacia la columna. Al exhalar, suaviza el cuerpo y los brazos.

Bhujangasana

Bhujangasana

La postura de la cobra, o Bhujangasana, se asemeja a una serpiente con la capucha levantada. Es parte de la secuencia de posturas en Padma Sadhana y Surya Namaskar.

  • Acuéstese boca abajo, los dedos en el suelo y la frente apoyada en el suelo.
  • Mantenga las piernas juntas, los pies y los talones ligeramente tocados.
  • Coloque las palmas de las manos debajo de los hombros, manteniendo las caderas paralelas y cerca del torso.
  • Respire profundamente y levante lentamente la cabeza, el pecho y el abdomen. Mantenga su ombligo en el suelo.
  • Use sus manos para levantar su torso del piso.
  • Doble la columna y levante los brazos lo más atrás posible.
  • Incline la cabeza hacia atrás y mire hacia arriba, pero no exagere el estiramiento. Los pies deben estar muy juntos.
  • Inhale y lleve suavemente el abdomen, el pecho y la cabeza hacia el suelo.

Halasana

Halasana

Esta postura de yoga toma su nombre del arado, una popular herramienta agrícola comúnmente utilizada en la agricultura india.

  • De pie sobre sus hombros, sus brazos cerca de usted con las palmas hacia abajo.
  • Mientras inhala, use los músculos abdominales para levantar los pies del piso, levantando las piernas verticalmente en un ángulo de 90 grados.
  • Continúe respirando normalmente. Apoye las caderas y la columna con las manos y levántelas del suelo.
  • Permita que sus piernas se muevan en un ángulo de 180 grados por encima de su cabeza hasta que sus pies toquen el suelo.
  • La bóveda debe quedar perpendicular al suelo.
  • Mantenga la postura y deje que su cuerpo se relaje con cada respiración.
  • Después de aproximadamente un minuto, apriete suavemente las piernas mientras exhala.

Uddiyan Bandha

Uddiyan Bandha

Esta asana implica el movimiento de los músculos del estómago, especialmente el diafragma.

  • Párese derecho, manteniendo los pies a una distancia de 1 a 1,5 pies.
  • Doble un poco las rodillas. Coloque su palma izquierda sobre su rodilla izquierda y su palma derecha sobre su rodilla derecha.
  • Doble los hombros y el cuello hacia la frente de modo que el peso de su cuerpo se mueva por encima de las rodillas a través de sus manos.
  • Esta postura reduce la tensión en el estómago, lo que permite que los músculos se relajen.
  • Respire profundamente, exhale gradualmente.
  • Mientras exhala, intente mover los músculos del estómago hacia adentro.
  • Levanta las costillas y empuja suavemente tus músculos de adentro hacia afuera. Si los músculos del estómago están relajados, se pueden empujar hacia adentro con facilidad.
  • Permanezca en esta postura hasta que exhale por completo.

Agnisar Kriya

Esta postura dirige los órganos abdominales y los chakras, los centros de conciencia.

  • Inhale profundamente mientras está de pie con las piernas ligeramente separadas, la columna recta y los músculos abdominales relajados.
  • Trate de levantar el ombligo hacia arriba y dentro de la columna vertebral.
  • Asegúrese de no tirar del ombligo debajo del esternón o dejar que su pecho se hunda,
  • Aguante la respiración por un momento antes de mover el abdomen hacia adelante y hacia atrás de 10 a 12 veces mientras contiene la respiración. Esto se hace una vez.
  • Para obtener los mejores resultados, haga al menos tres veces el Agnisar Kriya.

Nauli Kriya

Uno de los seis métodos de purificación o Shatkarma en el Hatha Yoga, esta postura no es fácil para los principiantes. Puede tardar entre tres meses y un año en completarse.

  • Párese con los pies, las rodillas dobladas y las manos sosteniendo sus muslos.
  • Respire hondo y esfuércese por exhalar con un silbido.
  • Contraiga su vientre con el esternón en Uddiyan Bandha. Esta es la posición básica de Nauli Kriya.
  • Contenga la respiración. Intenta aislar los dos músculos abdominales y forzarlos hacia el centro. Recuerde, no hay que respirar.
  • La principal dificultad es aislar los músculos y colocarlos en posición.
  • Respira, suelta y ponte de pie por completo.
  • Tome algunas respiraciones profundas y naturales antes de volver a intentarlo.
  • Trabaja en tu habilidad por un período de tiempo.

Termina tu sesión con Shavasana. Solo tiene que ser más discriminatorio con la ayuda que brinda a otras personas. Estas posturas de yoga, realizadas con regularidad, te recompensarán con un sistema inmunológico fuerte y revitalizado.

¿Quieres saber más sobre las posturas de yoga que pueden mejorar tu vida diaria? Nuestros expertos pueden ayudar

[symple_button url=”https://healthifyme.onelink.me/2285251819?pid=Blog_Post&c=Sign_Up&af_dp=hmein%3A%2F%2Factivity%2FPlansv2Activity&af_web_dp=http%3A%2F%2Fhealthifyme.com%2Fhome&af_force_dp=tarue” color=”red” size=”medium” border_radius=”3px” target=”self” rel=”” icon_left=”” icon_right=””]Ponte en forma con Ejercicio en Casa. Registrate aquí[/symple_button]

Deja un comentario

error: Content is protected !!